Diez razones para cambiar a la videovigilancia IP

1351626715928-PTZ_Q6035.jpgLos sistemas de videovigilancia a través de IP ofrecen importantes ventajas en relación a los analógicos. Entre ellas, una calidad de imagen muy superior, mejor escalabilidad, gestión de eventos, vídeo inteligente y menor costo total de propiedad.

Rodrigo Sánchez, Ingeniero de ventas de Axis para Sudamérica Sur, presenta las diez razones para decidirse por un sistema de videovigilancia IP.

1- Alta resolución
Las cámaras basadas en IP no están restringidas a la baja resolución de las cámaras analógicas. Con una cámara IP de 5 megapíxeles se consiguen imágenes con diez veces más detalle que con la resolución analógica 4CIF.
Las cámaras analógicas tienen una resolución máxima de 704 x 480 píxeles (4CIF). Con una cámara IP, se puede conseguir una resolución aumentada, incluyendo HDTV (720p/1080p) y hasta 5 megapíxeles (2560 x 1920).

2-Fácil instalación
Las cámaras IP se conectan fácilmente a la red ya existente. Un cable por cámara ofrece la alimentación, el vídeo y los datos, facilitando la instalación con un mínimo esfuerzo. Y al utilizar la red de ordenadores ya existente no es necesario invertir en una infraestructura de cableado nueva. Con el uso de la alimentación a través de Ethernet (PoE), tampoco es necesario disponer de una toma de alimentación próxima a la cámara. Y si los switches de red están conectados a una fuente de alimentación redundante, las cámaras lo estarán también.

3- Verdaderamente digital
A diferencia de la señal analógica de video, la calidad de la imagen de una cámara IP no se degrada con la transmisión a larga distancia o la conversión entre diferentes formatos. Una cámara IP puede proporcionar varias transmisiones simultáneas que se pueden visualizar o almacenar en múltiples ubicaciones.

4- Inteligencia de la cámara
La inteligencia incorporada permite a las cámaras llevar a cabo un gran número de tareas que reducen la presión sobre los operadores, proporcionando datos empresariales vitales y aumentando la eficacia de la vigilancia. Además, es posible ampliar la funcionalidad de las cámaras IP añadiendo nuevas aplicaciones. La Plataforma de aplicaciones para cámaras AXIS es abierta y permite el desarrollo de aplicaciones pertenecientes a terceros que se pueden descargar e instalar en cámaras de red y codificadores de vídeo de Axis.

5-Completamente integradas
Las cámaras IP integran la alimentación, la señal de vídeo y de audio, el control y la entrada y salida en un único cable. Esto supone un ahorro en costos, una mejor funcionalidad y una amplia potencia de integración.
Con una cámara analógica PZT se necesita un cable independiente para controlar el movimiento horizontal, el vertical y el zoom. Si a esto se le añade una señal de audio, necesitará un cable más. Todo esto, junto con los cables de alimentación y de vídeo, se va sumando hasta alcanzar una infraestructura de cámaras inflexible y costosa.

6- Seguridad integrada
Las cámaras IP ofrecen cifrado de la señal de vídeo además de control multinivel del acceso de usuarios. Esto significa que puede controlar con exactitud las personas que pueden ver su sistema y lo que puede ver cada una y que la señal de video está protegida contra cualquier forma de manipulación por terceros.
La señal analógica de vídeo no es segura. No dispone de cifrado ni de medios de autenticación, es posible acceder fácilmente a la señal de vídeo de una cámara analógica o incluso alterarla o reemplazarla para interrumpir la operación de vigilancia.

7- Imágenes en movimiento nítidas
Con una cámara IP no existen los problemas de entrelazado. Con el uso de la tecnología de barrido progresivo, el resultado de la captura es una imagen con calidad superior. En cambio, la mayoría de las cámaras analógicas utilizan el barrido entrelazado. Esto significa que sólo se barren las líneas con números impares en el primer pase y las líneas pares en el siguiente. Los dos subconjuntos se combinan posteriormente en una imagen. El problema con esta tecnología es que cualquier movimiento que se produzca entre los pases se verá borroso en la imagen final.

8- Sistema fácil de ampliar
El sistema de cámaras de vigilancia basado en IP puede ampliarse fácilmente cuando sea necesario. Las demandas del cableado son menos complejas que las de un sistema analógico y con una base de estándares abiertos no existen las ataduras con una tecnología patentada.

9-Menor costo total
El costo total de propiedad es menor para un sistema basado en IP en comparación con uno analógico. Aunque las cámaras analógicas son más asequibles, los costes de instalación que las acompaña y los costosos equipos de DVR hacen que la balanza se incline a favor de las cámaras IP.
Una menor cantidad de cables conlleva un menor mantenimiento y el estándar abierto permite el uso de hardware de TI asequible de uso común para las funciones de integración.

10- Nuevas posibilidades
Un sistema de vigilancia basado en IP, puede crecer con los futuros desafíos y oportunidades. Los estándares abiertos y la arquitectura de complementos hacen que las cámaras se puedan adaptar a las últimas tecnologías.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar